Homenaje al ex Gobernador Ernesto Campos

Eventos, Conferencias y Seminarios


Homenaje al ex Gobernador Ernesto Campos

30° Aniversario de su fallecimiento

15.01.2017

15.01.2017

Lugar

Cementerio Antiguos Pobladores de Ushuaia

El 30° aniversario del fallecimiento del ex gobernador de Tierra del Fuego, Capitán de Navío Ernesto Manuel Campos fue conmemorado en un emotivo acto llevado a cabo en el cementerio de los Antiguos Pobladores de Ushuaia. Se presentaron ofrendas florales donde descansan los restos del ex gobernador. Su hija, Mercedes Campos agradeció y resaltó el gesto de quienes acompañaron el aniversario para recordar el paso de su querido padre por Tierra del Fuego, mientras fue Territorio.
“Cuando mi padre llego a Ushuaia, una fría mañana de junio de 1944, los fueguinos se alegraron de verlo llegar. Yo apenas, recién nacía y unos años más tarde asombró a los pobladores con sus proyectos ambiciosos, donde ya caminaban miles de turistas frente a la Bahía”, expresó Mercedes.
“Lo que soñó, lo concretó. Fue mucho más que hosterías, hoteles, hospitales. Fue un buen marino, un buen gobernador pero también y por sobre todas las cosas, una buena persona. Desde marzo mi madre lo acompaña, ambos pueden descansar en paz, porque lograron armar una familia con valores sólidos y sabemos que está como siempre quiso, mirando hacia el sur de la Ushuaia que lo enamoró a primera vista”.

El gobernador Ernesto Campos condujo la gobernación de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur por tres períodos: desde 1958 hasta 1963. El 9 de junio de 1958 arribó a la provincia, donde funcionarios del Gobierno nacional le tomaron juramento. Había sido designado por el Gobierno nacional de Arturo Frondizi, por su manifiesto interés por la zona. Había estado en Ushuaia al mando de la "Spiro", en 1942, y volvió en 1944 designado ayudante del primer gobernador marítimo, el capitán de navío Fidel Anadón.
En ese cargo, una de las primeras acciones ordenadas fue regresar a Buenos Aires para buscar la lancha patrullera "Zurubí", necesaria para la comunicación, vía marítima, de los puertos fueguinos. Navegó desde Buenos Aires hasta el Beagle tocando los puertos de Mar del Plata, Puerto Belgrano y San Sebastián, para llegar el 21 de junio de 1944. El capitán Campos fue además secretario de los gobernadores Portillo y Degaudenzi.
Los antiguos pobladores lo recuerdan como un hombre sencillo, de gran sensibilidad y de indescriptible pujanza. Su gestión como gobernador se caracterizó por la buena administración de los fondos públicos, lo cual le permitió avanzar en obras importantes para la provincia. Los réditos obtenidos por las regalías petrolíferas los invirtió en obras tales como la primera instalación de gas en Río Grande, la construcción de barrios de viviendas económicas y los hospitales en Ushuaia y Río Grande. Propicio además el incipiente impulso turístico para la provincia con un ambicioso plan de hoteles y hosterías entre las cuales se pueden citar el Albatros, Kaikén, Petrel y Alakush.