Aunque hoy en día es prácticamente imposible encontrar un indígena en el archipiélago fueguino, existieron cuatro grupos étnicos que ocuparon todo el territorio. Si bien el asentamiento del europeo fue recién en las últimas décadas del siglo XIX en poco tiempo llevó a la extinción a toda la población.

Los navegantes de antaño le dieron a la zona fama de inhóspita, donde el desarrollo de la vida humana era por demás difícil. Pero al contrario de esta primera apreciación la realidad es que la población indígena fue unas 30 veces m s que en la Patagonia o en la región Pampeana. Ambas zonas fueron verdaderos desiertos hasta que el ganado importado del Viejo Mundo se esparció y criándose salvaje fue alimento para aborígenes y los primeros asentamientos europeos.

En el archipiélago fueguino la situación fue muy diferente. Los antiguos pobladores, poseedores de una cultura muy simple, sin conocimiento del metal ni de la cerámica, eran recolectores y cazadores. La región se caracterizó por brindarles una gran variedad de alimentos y muchos de ellos muy ricos en calorías y proteínas, como lo eran los lobos marinos y las ballenas; además del guanaco, pingüinos y la gran abundancia de aves y roedores . Por otra parte tenían gran cantidad de frutas y apio silvestre, y los bosques le brindaban leña y la corteza necesaria. El mar complementaba su dieta con mariscos, algas y peces. El agua potable es muy abundante en todas partes.

 

 

 

 

Novedades

Folletos Exposición