Hoy se exhiben colecciones que ilustran sobre la historia marítima de la región, desde el descubrimiento de Magallanes, la vida y costumbres del pueblo yámana, hasta las leyendas de los buscadores de oro, los foqueros y la vida en las estancias patagónicas y de los pioneros.Tiempo después se realizó el Museo del Presidio, donde se cuenta la historiade la cárcel, desde su creación como primer presidio de Tierra del Fuego, en 1896, hasta su cierre definitivo, en 1947. En el lugar se recluía a criminales considerados peligrosos por su reincidencia, algunos de mítica fama, como Cayetano Santos Godino, el Petiso Orejudo, o Mateo Banks, el Místico. También a presos políticos, particularmente en la década del 30, después del golpe militar. Recorriendo los pabellones y celdas se tiene una idea muy vívida de cómo transcurrían en ese lejano confín de la Tierra los días de los reclusos, los castigos o los trabajos forzados, en una cárcel a la que se llegaba y de la que se escapaba, según se dice, sólo por mar.

 

Novedades

Descargas